Se Busca Constructor de Catedrales

water_fantasy_skylines_bridges_artwork_cathedral_desktop_1920x1080_hd-wallpaper-803780Me gusta imaginar la vida como una catedral que se construye. Compleja, inmensa, llenas de luces y sombras, inacabada en algunos aspectos. Que necesita para levantarse de la participación de otras personas, que se erige sobre sueños y que necesita de constancia y esfuerzo. Además que crece y se habita a medida que se levanta. Donde los diseños originales en el tiempo, tal vez, se revelan erróneos y hay que rediseñarlos, y esto supone un esfuerzo extra, además de vencer la frustración inicial de descubrir que las expectativas no se cumplieron. Un proyecto que solo llega a buen puerto desde un ejercicio de liderazgo inmenso.

     Igual que cualquier empresa, que tiene a crecer, a mejorar, dejar huella, a destacar frente a otras. Que parte de los sueños de la persona o grupo que emprende, que se diseña y se trabaja a medida que se levanta. No conozco a nadie que diga que busca hacer una empresa mediocre, con trabajadores mediocres y resultados mediocres, cuando hablas de excelencia todo el mundo la suscribe. Aunque algunas de estas personas, no se dan cuenta que la excelencia se parece a una catedral, no a un chamizo. Digo chamizo porque dirigen empresas que no respetan los convenios, ni fomentan el crecimiento ni liderazgo de sus profesionales, no reconocen los méritos ni competencias, así como todos y cada uno de los muchos esfuerzos que cada día se hacen para levantarla. Desde la persona que abre la puerta en recepción hasta el especialista más cualificado.

     Algunas de estas catedrales-vidas-empresas, se erigen con tal altura y dedicación que sirven de ejemplo al resto. Las hay que trascienden su tiempo, y permanecen en la historia. Aunque lo cierto es que no hay catedral pequeña. Ni fea, ni sencilla de construir, ni indestructible. ¿Hay mayor ejemplo de excelencia que la construcción de una catedral? Si lo hay, es la construcción de una vida con sentido y feliz. El propósito de cualquier empresa es llegar a ser la mejor versión de sí misma, esto solo es posible cuando las personas que la levantan, ellas y sus vidas, son la mejor versión de sí mismas también.

     Todas las personas tienen un sueño, y este suele ser tan magnífico como una catedral ¿Cuál es el tuyo?