Invierte en Tu Futuro, ¡Fracasa!

foliage-covered-park-alley-nature-hd-wallpaper-2560x1600-2800
 
» Fallor ergo sum» (Me equivoco, luego existo). Lo dijo San Agustín sabedor de que si algo tiene la condición humana es su capacidad para el error, por tanto es una condición que si se acepta nos puede aportar más que quitar, aunque en la realidad huimos de ella como de la peste. Alguna vez habrás oído la expresión: los errores se pagan caros. Sin embargo, ¡es tan importante equivocarse para aprender y mejorar!

¡Falla, Falla, Falla! ¡Aprende, Aprende, Aprende!

Que se lo pregunten al campeonísimo Fernando Alonso dando una lección de pundonor. A pesar de vivir uno de los años más frustrantes de su carrera no deja de trabajar duro, aprendiendo y construyendo un futuro distinto, mejor. ¿A qué me refiero? Si te encuentras en una posición perdedora o de resignación por lo que te ha tocado vivir, es más probable que te hayas convencido de que a pesar de ser una situación que no te agrada o incluso es injusta, la veas legítima o aceptable, como una manera de limitar tu frustración. ¿A qué me refiero? Si te encuentras en una posición perdedora o de resignación por lo que te ha tocado vivir, es más probable que te hayas convencido de que a pesar de ser una situación que no te agrada o incluso es injusta, la veas legítima o aceptable, como una manera de limitar tu frustración.

Llegas a racionalizar tu situación llenándola de argumentos a favor, tal vez es lo único que te queda

Tal y como explica el psicólogo y profesor Rob Willer, de Stanford Graduate School of Business. Es decir, que te convences una y otra vez para poder articular algo que no es agradable o deseable, y comenzar a aceptar un camino para el cambio. Pero el fracaso va más allá, esta en un extremo del camino que enlaza con la excelencia, como dice Tom Peters, en su inspirador Las pequeñas grandes cosas:

Celebre el fracaso

Y uno de los primeros pasos que se pueden dar empieza por transformar el discurso mental, lo que te dices, «cambiar el chip». Esta expresión que hemos escuchado cientos de veces, que creemos entender pero que cuando nos toca a nosotros llevar a cabo la acción que refleja no tenemos muy claro cómo, y sin embargo es de suma importancia para iniciar un cambio en tu vida.

Si una circunstancia te lleva a fracasar activa tus fuentes de poder

Para John Wooden, el afamado coach de baloncesto: «Si haces el esfuerzo de hacer lo mejor de lo que eres capaz, tratar de mejorar la situación que existe para ti, yo creo que eso es éxito».  Yo también lo creo, incluso en ausencia de resultados. Jorge Zuazola de Spanish Leadership le llama el espíritu Edison, en referencia a la genio inventor y gran trabajador que perseveró en sus fracasos hasta alcanzar el éxito. Por tanto, perder es la semilla de un futuro éxito si te permites sacarle partido. ¿Y esto como se hace? Lee con atención e interioriza cada una de las siguientes reflexiones:

  • Para triunfar hay que fracasar, generalmente muchas veces. Asúmelo para gestionar la pérdida y cambiar sus consecuencias.
  • Cuando surja la equivocación, no pierdas tiempo lamentándote y sí aprendiendo algo. Solo si te lo permites, puedes aprender.
  • Deja el miedo a un lado. Lo que te angustia no es el fracaso en sí, más bien el valor que le das al mismo.
  • La suma de errores te acerca al éxito. Cada fracaso es una lección que necesitabas aprender.
  • El fracaso llegará. Mientras alimenta tu autoconfianza y creatividad para encontrar alternativas o soluciones distintas.
  • Ejerce un Liderazgo horizontal, delega, busca ayuda y pide consejo. Deja que tu manera de entender la situación asuma otras perspectivas y, por tanto, otras posibilidades.
  • Persiste si de verdad es lo que deseas. Asume una actitud activa para transformar la situación, dedica tiempo y el cambio llegará.
  • Innovar significa probar cosas de las que posiblemente no tienes conocimiento o manejo. Céntrate en tus objetivos y ten a mano caminos alternativos para llegar a ellos.

 
No obstante, tienes derecho a no encontrar soluciones. Si eso es así y sientes la necesidad de una experiencia personal que amplíe tus recursos y facilite superar tus obstáculos en Bruno Moioli-Inteligencia Emocional te ayudamos a ello. ¡Sabemos como hacerlo!