DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Hoy, Día Internacional de la Mujer, es un día de fiesta, de las mujeres y de los hombres. Pues si las primeras están reconocidas desde su inestimable valía, los segundos recibimos su positiva influencia. Sin embargo, las estimaciones de estos días, señalan que antes de 70 años la igualdad tal y como la pretendemos será imposible de alcanzar. Esto significa que ni yo, ni posiblemente mis hijos la veamos. Qué triste panorama.

       Por eso escribo esto ahora. Quiero ser consciente de mi posición, para conmigo y para con ellas. De esta manera, entiendo que vivir por y para esa igualdad, supone pensar en feminismo. En un su sentido más amplio. Ser feminista supone ser, mirar y caminar hacia una sociedad más equilibrada, de igualdad de derechos y responsabilidades compartidas. Supone mirar al hombre y la mujer como seres plenos en igualdad.

      Ser feminista supone recordar y agradecer a las mujeres de mi familia y sociedad, mi Madre y mi Hermana, mi Pareja, y mi Hija, y muchas otras, que me precedieron y las que me acompañan y me seguirán, a todas ellas, su enorme influencia y bien. Para ellas quiero lo mejor (y para mí también), por eso me siento feminista. Y porque muchas antes de ellas sentaron las bases, con su entrega, para que esa igualdad fuese cada día más real. Y otras seguirán haciéndolo.

      ¿Y tú? ¿Cuándo piensas en las mujeres de tu vida, no quieres lo mejor para ellas? ¿Y cuándo piensas en ti? Pues eso.

Por ellas y por mí, por todos. Yo soy feminista.